CIENTOS DE PERSONAS CLAMAN EN BARBATE CONTRA LA DESREGULACIÓN URBANÍSTICA Y AMBIENTAL

CIENTOS DE PERSONAS CLAMAN EN BARBATE CONTRA LA DESREGULACIÓN URBANÍSTICA Y AMBIENTAL

En el pinar de Barbate ha tenido lugar el acto convocado por diversos colectivos, entre ellos “Cádiz por el Clima”, en el que está integrado Ecologistas en Acción, para mostrar la oposición ciudadana a las leyes y decretos que ha aprobado o está tramitando la Junta de Andalucía para desregular el urbanismo y el medio ambiente.

Bajo el lema “Derogación de leyes y decretos que desprotegen el medio ambiente y fomentan la especulación urbanística», las cientos de personas que se concentraron en la tarde del pasado sábado en el pinar montaron una cadena humana para simbolizar la protección de este pinar en peligro de urbanización, desplegando numerosas pancartas alusivas a la protección de la naturaleza, a la oposición a la especulación urbanística y a la destrucción del litoral, a la defensa del patrimonio público forestal y por la declaración de la Emergencia Climática. El acto culminó con una concentración en el interior del pinar que se pretende destruir para urbanizarlo.

Hay que recordar que este pinar era de titularidad del Estado, que lo vendió al Ayuntamiento de Barbate en época de la dictadura para la ampliación de las instalaciones portuarias, lo que nunca se hizo, y acabó, no se sabe cómo, en manos privadas, siendo recalificado a suelo urbanizable en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), con la pretensión de construir 430 viviendas. Este PGOU, que data de 1995 y tiene todos los plazos cumplidos, está siendo modificado actualmente por el Ayuntamiento de Barbate para darle un nuevo plazo a los propietarios de ¡16 años! para construir ésta y otras urbanizaciones en torno al Parque Natural del Pinar de la Breña, que quedaría rodeado por el ladrillo y el hormigón. Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones contra este despropósito y ha demandado al Ayuntamiento de Barbate la desclasificación de 1.642.239 m2de suelos urbanizables que se aprobaron durante la burbuja inmobiliaria, y cuyo desarrollo terminaría por destruir los grandes valores ambientales y paisajísticos del litoral barbateño.

Con este acto, junto a otro similares desarrollados en otras provincias andaluzas, los colectivos y personas que han participado han querido dejar patente su oposición a la política de la Junta de Andalucía de promocionar la construcción y el turismo como monocultivos, lo que ya ha demostrado ser una apuesta económica de riesgo, y ambiental y territorialmente devastadora.

Las normas que viene aprobando la Junta de Andalucía, aprovechando de forma obscena la pandemia, pueden provocar una nueva burbuja inmobiliaria como la que llevó al país a la ruina en 2008. Llega de nuevo el “todo urbanizable”, que tantos destrozos provocó en el litoral de Andalucía. Parece que promotores urbanísticos, administraciones y políticos nada han aprendido de esa durísima crisis.

En la provincia de Cádiz todo un rosario de macroproyectos urbanísticos amenaza su privilegiado litoral, una de las señas de identidad de la provincia y su mayor atractivo turístico. Las marismas de Trebujena; el pinar de Sancti Petri en Chiclana; El Palmar en Vejer; Trafalgar, pinar de la Breña y Següesal en Barbate; Los Lances en Tarifa… espacios de alto valor ecológico y paisajístico amenazados de nuevo por el ladrillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *