CCOO-A plantea propuestas sindicales para conciliar tras la crisis de la COVID-19: “el teletrabajo ha sobrecargado principalmente a las mujeres”

CCOO-A plantea propuestas sindicales para conciliar tras la crisis de la COVID-19: “el teletrabajo ha sobrecargado principalmente a las mujeres”

El sindicato ha presentado hoy un documento con propuestas para conciliar la vida laboral y personal tras la crisis de la COVID-19 que, según CCOO-A, “ha evidenciado que la conciliación es una gran asignatura pendiente que no se ha abordado como sociedad de forma integral hasta que se han visto limitadas, a consecuencia de la pandemia, las dos únicas vías que hasta ahora se empleaba: la escuela y las abuelas y abuelos”.

CCOO de Andalucía considera que las administraciones públicas deben dar una respuesta global a los problemas de conciliación que se han evidenciado, y dejar de considerarla “cosa de mujeres o de favores personales. La respuesta tiene que ser global y desde lo público”.

15/06/20 CCOO-A

CCOO de Andalucía ha presentado hoy un documento con una serie de propuestas para mejorar la conciliación entre la vida personal, familiar y laboral. A raíz de la pandemia de la COVID-19, “se ha evidenciado que la conciliación es una gran asignatura pendiente a la que no hemos dado una solución integral como sociedad”, ha denunciado esta mañana la secretaria de la Mujer de CCOO-A, Yolanda Carrasco.

Por eso, el sindicato ha presentado un documento, que trasladará al Gobierno autonómico para abordar desde lo público un problema que “afecta a la sociedad en su conjunto. Ni es cosa de mujeres ni debe centrarse en favores personales”. Según ha explicado Carrasco, “la conciliación no puede ser tratada como un problema individual de las familias puesto que afecta a más del 30 % de la población total”.

Algunas de las propuestas que plantea el sindicato, y que pueden implantarse de forma inmediata, son disponer una prestación económica de las reducciones de jornada por cuidados de la jornada laboral, como ya ocurre con la dependencia; una prestación a la excedencia por cuidados, con una cuantía fija que sea complementada por la empresa; o la ampliación hasta los 16 años del permiso de reducción de jornada por cuidado de menores.

Como medidas estructurales, el sindicato plantea la regulación del teletrabajo: “el teletrabajo ha demostrado en esta crisis tener graves deficiencias. Es una medida que debe tenerse presente pero hay que regularla. No puede acabar ocurriendo que el teletrabajo sea solo para las mujeres y que esta sea toda la conciliación que se contemple por parte de las empresas, las administraciones públicas y la sociedad”, ha puntualizado Nuria Martínez, secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral.

“La COVID-19 ha acelerado la implantación de cambios en las empresas, como la extensión del teletrabajo. Precisamente por eso tiene que negociarse la forma en la que se desarrolla para garantizar la igualdad de acceso y no discriminación, que el teletrabajo se haga con medios adecuados y garantizando el derecho a la vida privada y la desconexión digital, con compensación de gastos derivados de ese teletrabajo, y garantizando la salud y seguridad del mismo modo que si el trabajo se hiciera de forma presencial”, ha reivindicado Martínez.

Además, Yolanda Carrasco ha destacado que “las mujeres trabajadoras han estado en primera línea de lucha frente a la COVID-19: como limpiadoras, reponedoras, dependientas, sanitarias, en residencias de mayores, en hospitales”; y en cambio, una vez que se reactiva la economía, “en Andalucía más de 6.300 mujeres se van al paro”.

Este hecho, según Carrasco, guarda relación con “la escasa calidad del empleo femenino, marcado por la parcialidad, la temporalidad, los bajos salarios… Ahora se suma que las vías de conciliación que hasta ahora existían, la escuela y las abuelas y abuelos, tampoco son viables. Aún es pronto para evaluarlo, pero veremos un importante número de mujeres que acaban dejando su trabajo ante la imposibilidad de conciliar. No puede ser que la forma que, como sociedad, tengamos de solucionar este esfuerzo sea dejando a las mujeres en la disyuntiva de tener que abandonar su trabajo y renunciar a sus ingresos por hacerse cargo de menores y dependientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *