diciembre 4, 2021

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv Bahía Sur Rádio y Una fm)

Carmen Álvarez: “La Junta engaña de forma miserable a miles de familias sanluqueñas que esperaban un trabajo para este verano en la playa”

5 minutos de lectura

Carmen Álvarez: “La Junta engaña de forma miserable a miles de familias sanluqueñas que esperaban un trabajo para este verano en la playa”

IU Sanlúcar considera que el Gobierno regional vuelve a tomar el pelo a los andaluces y andaluzas tras anunciar que iban a crear en la provincia 686 empleos de vigilantes de playas con sueldos de 1.900 euros. La realidad es bien distinta. La inscripción a la oferta de empleo solo se habilitó durante 24 horas, el email al que se enviaban los datos, devolvía el mensaje y el sueldo se quedará finalmente  en 1.288 euros

05/06/2020 – Lo anunciaron a bombo y platillo pero era demasiado bonito para ser verdad. Esa es la sensación que tienen miles de familias sanluqueñas tras darse cuenta de un nuevo engaño de la Junta de Andalucía. Hace unos días, anunciaban la contratación masiva de personal para ejercer labores de vigilancia en las costas de la comunidad, en el marco del Plan de Empleo para Playas Seguras 2020. Tres mil puestos de trabajo temporales en el total de la comunidad de los que 686 corresponden a la provincia y 52 a Sanlúcar, con sueldos que alcanzaban la nada despreciable cantidad de 1.900 euros mensuales. Pasaron los días y las mentiras han ido cayendo por su propio peso. Ayer mismo, se anunciaba la apertura del proceso de inscripción para estas plazas, proceso que acababa a las 24 horas. La selección se efectuaría por orden de recepción de las solicitudes y según las notas de Secundaria.

La concejala, portavoz municipal de Izquierda Unida Sanlúcar y diputada provincial de IU, Carmen Álvarez Marín lamenta que esta situación perjudique a miles de familias sanluqueñas que habían depositado sus esperanzas en conseguir ese puesto de trabajo para alguno de sus miembros. No olvidemos que hay casi 10.000 vecinos y vecinas inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). La edil afirma que “este es un nuevo agravio de la señora Mestre y de los señores Bonilla y Marín a todos los sanluqueños y sanluqueñas. Ya ni sabemos cuántas veces han defraudado a esta ciudad con su inoperancia. La Junta está jugando de forma miserable con la necesidad de las familias”. Álvarez muestra su perplejidad por el corto plazo –24 horas- dado a los candidatos para reunir méritos, rellenar la solicitud y enviarla por email, “aunque la gota que colma el vaso es que el sistema falla porque los correos enviados con las candidaturas vienen devueltos”.

La edil de IU cree que eso demuestra que “están actuando con total opacidad. Es un proceso oscurantista a la hora de seleccionar al personal puesto que dudamos que se cumplan con los criterios y principios de contratación pública”. De hecho los requisitos solicitados varían de unas provincias a otras. En unas se pide que el demandante esté inscrito en unas categorías laborales y en otras, se exigen titulaciones distintas.

IU demanda explicaciones a la máxima responsable de este desaguisado en Cádiz, la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Ana Mestre. El propio Ejecutivo andaluz ha reconocido que mintió a los andaluces y andaluzas cuando expuso que el proceso se realizaría desde una bolsa única. La realidad es que esa bolsa no existe y que ha sido un error de los políticos que lo anunciaron, por desconocimiento técnico. Para más inri, se ha sabido que el curso de la Escuela de Seguridad Publica de Andalucía que debían realizar los contratados, en realidad es un cursillo telemático de 20 horas y que el sueldo real no será el anunciado de 1.900 sino que se quedará en 1.288, tal y como ha reconocido el propio Elías Bendodo, consejero de Presidencia. Engaño tras engaño.

Por otro lado, Carmen Álvarez lamenta que la Junta “quiera ser la protagonista con este descarado acto de propaganda que hace mucho daño a las familias que tenían depositadas sus esperanzas en estos empleos”. Pero no queda todo ahí, porque los ayuntamientos se quedan sin la oportunidad para seleccionar al personal, pero en cambio “sí serán los que se responsabilicen de esos contratos a pesar de que los vigilantes serán empleados de la Junta, lo cual podría ser un caso de cesión ilegal de trabajadores. Ahora entendemos por qué los sindicatos no han sido invitados a aportar su experiencia”, argumenta Álvarez.

Por todo ello, la portavoz sanluqueña y diputada provincial de IU exige transparencia y que se apliquen los principios básicos contratación pública. “Aquí hay un Servicio Andaluz de Empleo, que está siendo ninguneado por la propia Junta. Nosotros demandamos que utilicen las bases de datos del SAE para la contratación del personal. No son necesarias las bolsas de empleo. En Sanlúcar son casi 10.000 personas las que están ya inscritas. ¿De qué le sirve a la gente ser demandante de empleo si luego cuando hay ofertas no se tira de ahí?”, argumenta Álvarez, quien añade que “Ana Mestre se ha reído en la cara de las y los sanluqueños desempleados y de sus familias”. 

La edil finaliza asegurando que “queda demostrado que la Junta sigue sin activar políticas concretas para paliar esta crisis económica más allá de la propaganda a la que nos tienen acostumbrados Moreno Bonilla y su socio Juan Marín, sanluqueño por cierto”. Desde IU, se echa en falta que el equipo de Gobierno local pidiera explicaciones a la Junta por esta nueva burla a todos los vecinos y vecinas de Sanlúcar, aunque “no nos sorprende que no digan esta boca es mía ya que todos sabemos que Víctor Mora es rehén de Ciudadanos que, a su vez, mantiene un escandaloso silencio cómplice para no contrariar a su jefe regional, Juan Marín. Y como siempre, los perjudicados son los sanluqueños y sanluqueñas que podrían beneficiarse de estos empleos durante la temporada veraniega”. Por todo ello, Carmen Álvarez ha pedido explicaciones en la reunión semanal de la Junta de Portavoces celebrada hoy, en la que el PP y Ciudadanos ha dado la callada por respuesta, echando así por tierra las ilusiones de miles de familias.