octubre 16, 2021

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv y Bahía Sur Rádio)

se aprueba en base a un informe ambiental fraudulento

4 minutos de lectura

se aprueba en base a un informe ambiental fraudulento

Ecologistas en Acción ha presentado un total de 155 alegaciones a la Modificación para Reprogramar el Suelo Urbanizable del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Barbate, un subterfugio con el que se pretende dar un nuevo plazo de 16 años para desarrollar un PGOU aprobado en 1995.

Este PGOU, fruto de los delirios especulativos que originó la burbuja inmobiliaria, contempla la urbanización de 1.642.239 m2 de terrenos litorales de alto valor ecológico y la construcción de 2.488 nuevas viviendas en un municipio en regresión demográfica. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPyDS) ha informado favorablemente este disparatado Plan.

Pretender la reprogramación de un PGOU que data de 1995, porque no se han cumplido prácticamente ninguna de sus previsiones, es absurdo, y supondría recuperar un modelo obsoleto y desfasado en relación con los cambios legislativos y normativos aprobados desde entonces, con las variaciones en la dinámica demográfica, con las enseñanzas que hay que extraer del estallido de la burbuja inmobiliaria y con el aumento de conciencia social en relación con la preservación con los recursos naturales, el paisaje, el litoral, la biodiversidad, así como con las consecuencias de la Emergencia Climática en la que ya nos encontramos.

El PGOU de Barbate, redactado y aprobado en plena burbuja inmobiliaria, contempla crecimientos urbanísticos desmesurados e injustificados, que han provocado, y lo seguirán haciendo de seguir ejecutándose, enormes impactos ambientales. Ayuntamiento y Junta de Andalucía pretenden revitalizar este PGOU obsoleto para continuar ejecutándolo. A pesar de incumplir normas y planes urbanísticos y medioambientales, la Delegación de Cádiz de la CAGPyDS ha aprobado un Informe Ambiental Estratégico que, sin análisis ambiental alguno, asegura que este PGOU “no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente”. Este informe es totalmente fraudulento y nulo de pleno derecho, pues ni siquiera ha valorado las 91 sugerencias y propuestas que presentó Ecologistas en Acción en el trámite a que están obligados legalmente de consultas previas, trámite que nos fue requerido por la misma Delegación que ahora ignora esas propuestas.


El objetivo de esta Modificación del PGOU es dar un nuevo plazo de 16 años para la ejecución de los proyectos urbanísticos previstos en suelos urbanizables en el PGOU de 1995, cuyo plazo de desarrollo, que era de ocho años, se ha sobrepasado con creces. Entre los proyectos más demenciales e impactantes que se pretenden desarrollar están:

·        Proyecto hotelero y residencial junto al cabo de Trafalgar, en una zona de altísimo valor paisajístico e histórico.

·        La colmatación de Caños de Meca con la urbanización de pinares y acebuchales de alto valor ecológico.

·        La construcción de 430 viviendas en el pinar colindante con el puerto. Este pinar, un emblema de Barbate y de toda la provincia, formaba parte del monte público “Dunas de Barbate”, propiedad del Estado, del que se segregó y se vendió al Ayuntamiento de Barbate con la única finalidad de la ampliación de las instalaciones portuarias. El puerto nunca necesitó de estos terrenos, y la Junta de Andalucía, en vez de recuperarlos e incorporarlos al colindante parque natural, aprueba su urbanización.

Estos proyectos han sido informados favorablemente por la Junta de Andalucía sin haberse sometido a ningún análisis de su incidencia ambiental, con claro incumplimiento de la normativa ambiental autonómica, estatal y europea. Así, ni siquiera se ha evaluado el impacto sobre espacios naturales colindantes incluidos en la Red Natura 2000 de la UE, como es el Parque Natural del Pinar de la Breña.

Este intento de revitalizar proyectos urbanísticos obsoletos y de alto impacto ambiental es menos explicable aún si se tiene en cuenta que Barbate es un municipio en regresión demográfica. La construcción de 2.488 nuevas viviendas supondría un incremento de población del 26,5%. Y todo en un municipio que está perdiendo población y que tiene 2.578 viviendas vacías y 1.241 en estado deficiente o ruinoso.

El visto bueno de la Junta de Andalucía es más alarmante aún si se tiene en cuenta que este PGOU incumple numerosas leyes, normativas y planes urbanísticos y medioambientales, como la Ley Estatal del Suelo o el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), normas que limitan el crecimiento urbanístico y obligan a justificarlo en función de la evolución demográfica y las necesidades reales de suelo para viviendas. Además, vulnera el Decreto-Ley 5/2012 de medidas urgentes en materia urbanística y para la protección del litoral en Andalucía, que prohíbe específicamente modificaciones de PGOUs que no estén adaptados al POTA, como es el caso de Barbate.

Ecologistas en Acción ha solicitado al Ayuntamiento de Barbate que desista de esta propuesta de Modificación del PGOU y se proceda a una Revisión General del mismo, adaptándolo al nuevo marco legal y normativo y a la Emergencia Climática, que ya padecemos. Además, que asuma las enseñanzas del estallido de la burbuja inmobiliaria, fomentando un nuevo modelo de ciudad que garantice la sostenibilidad urbana, la preservación y potenciación de los recursos naturales, así como el bienestar y el futuro de la mayoría de la ciudadanía.

Por último, Ecologistas en Acción ha advertido al Ayuntamiento de Barbate que, de seguir adelante esta “reprogramación”, iniciaremos las acciones legales ante la UE y ante los tribunales para conseguir su anulación, como ya hemos hecho exitosamente con otros planes urbanísticos de la provincia.