“Somos conscientes de que la III República no vendrá, si no la ganamos en las calles

“Somos conscientes de que la III República no vendrá, si no la ganamos en las calles”

Fue en una Puerta del Sol hoy vacía, donde un espléndido 14 de abril de 1931, se abrió la puerta de la esperanza para la democracia en este país. Un halo de luz para los desheredados, los humildes, los de abajo, los que siempre han dado el callo. Ese 14 de abril de hace 89 años la ciudadanía proclamó la Segunda República en nuestro país, hasta entonces, el periodo más largo en la Historia de España, de avance democrático, cultural, educativo, social y de valores y derechos humanos. En definitiva, un resumen perfecto del ideal que representa la República.

Hoy nos encontramos en una encrucijada difícil de asumir por todos. En el contexto de una crisis sanitaria, económica y social sin parangón, esos valores republicanos se revelan esenciales para dar respuesta al desafío que un enemigo invisible nos ha lanzado. Pero existe en el seno de nuestra sociedad síntomas de que ha aparecido otro malestar, otro virus: el de la desinformación, el de los bulos, del ataque indecente al que no piensa igual, en definitiva, el discurso del odio.

No podemos olvidar que esta involución democrática está sostenida en estos tiempos por los poderes económicos, financieros y por el sistema neoliberal que se han apoderado de los medios de comunicación para hacer llegar un único discurso económico y político lleno de odio y retroceso social.

Desgraciadamente, desde hace poco tiempo contamos en el seno de las instituciones democráticas con la participación de la ultraderecha política, qué ironía, una ultraderecha que siempre estuvo ahí latente, heredera del fascismo que provocó el derrumbe de aquella República plena de luz que surgió en la primavera del 31. Una extrema derecha que no es consciente y no quiere serlo del esfuerzo, del sudor y la sangre que costó construir la democracia a nuestros abuelos y a nuestros padres en nuestro país.

Esos valores profundamente igualitarios, fraternales y participativos que son la base del ideal republicano y que estamos perdiendo a marchas forzadas, no solo por la creciente presencia en las instituciones de este nuevo fascismo, sino porque tenemos miedo. Y el miedo es el mayor caladero de votos para que cale el discurso de odio populista que estos partidos suelen practicar. Es preocupante que en días que se presuponen deben ser de unión entre todos, porque por encima de nuestras diferencias ideológicas está la vida, se hayan visto muestras lamentables de conductas autoritarias, apología del golpes de Estado o un triste menosprecio a los fallecidos por esta crisis sanitaria, retocando una foto para llenar la Gran Vía de Madrid de ataúdes. Eso es lo contrario al ideal republicano. Es lo contrario a la democracia.

Hoy, como coordinadora local de IU Sanlúcar quiero expresar nuestro compromiso de lucha, conscientes de que nadie nos va a regalar nada. Hoy más que nunca somos conscientes de que la III República no vendrá, si no la ganamos en las calles . En ello estamos, vigilantes para que los preocupantes brotes de fascismo no contagien a las clases populares, a nuestros barrios que son  el verdadero motor de la transformación social. No nos podemos permitir ni un paso atrás en nuestro quehacer cotidiano, tenemos que seguir creando poder popular. No  podemos poner en peligro el verdadero valor de la democracia, que no es otra cosa que la lucha del pueblo. Hoy combatimos más que nunca, a través de la palabra y de la política a través de las propuestas que sirvan a nuestros vecinos y vecinas de acicate para mejorar sus vidas.

Es pertinente, por tanto recordar los últimos versos del himno de las Brigadas Internacionales cuando decían aquello de “morirán los fascismos sangrientos, en España habrá ya felicidad”. Ese debe ser nuestro objetivo, conseguir la felicidad de nuestros conciudadanos. Ese es el objetivo de Izquierda Unida como organización que cree profundamente en la República como herramienta de transformación social.

Hoy más que nunca, salud y República.

Sanlúcar de Barrameda, 14 de abril de 2020

Carmen Álvarez Marín

Coordinadora local Izquierda Unida Sanlúcar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *