IU insta al equipo de Gobierno a poner en marcha un Programa de Dinamización del Pequeño Comercio y la Hostelería en Sanlúcar

IU insta al equipo de Gobierno a poner en marcha un Programa de Dinamización del Pequeño Comercio y la Hostelería en Sanlúcar

La medida, incluida en el Plan de Acción Social entregado por la formación al Gobierno local, pretende relanzar la actividad del comercio de proximidad en la ciudad una vez que se levante el Estado de Alarma

07/04/2020 – Sin quitar el ojo a la lucha contra la enfermedad, Izquierda Unida Sanlúcar piensa ya en el escenario del día después una vez que se levante el confinamiento, pensando especialmente, en todas aquellas pequeñas y medianas empresas y en los autónomos de la ciudad. Un colectivo que está sufriendo los rigores del encierro ordenado por el Decreto de Alarma y el cese de toda actividad no esencial y al que hay que ayudar con acciones rápidas y efectivas. Por ello, la concejala y portavoz municipal de IU, Carmen Álvarez Marín ha requerido al equipo de Gobierno a que ponga en marcha un Programa de Dinamización del Pequeño Comercio y la Hostelería, una medida incluida en el Plan de Acción Social elaborado por la formación y que el Gobierno local tiene sobre su mesa desde hace varios días. “Tenemos que ser previsores. Ese plan debe contener medidas que posibiliten el pronto reestablecimiento de la actividad cuando así lo estime el Gobierno, e iniciativas de estímulo para recuperar el terreno perdido”, apunta Carmen Álvarez quien a su vez censura el paquete de leyes que acaba de reformar la Junta de Moreno Bonilla y Juan Marín aprovechando el Estado de Alarma. La concejal de IU aporta que “precisamente una de las leyes modificadas con alevosía constituye un ataque frontal al pequeño comercio ya que permite libertad de horario a multinacionales con locales de más de 300 metros cuadrados. El Gobierno de PP y Cs nos tendrá enfrente”.

Ese Programa de Dinamización del Comercio y la Hostelería de Sanlúcar se articularía a través de acciones coordinadas y de un plan de ayudas (la financiación podría venir de Ayuntamiento, Junta y Gobierno central). Pero estas ayudas “no pueden quedarse solas”, afirma la edil de IU que insiste en que el equipo de Gobierno debe “ofrecer gestos y hechos de complicidad con la hostelería y el pequeño comercio de Sanlúcar”, empezando por reducir sueldos de concejales liberados y alcalde, con el límite o suelo de la cantidad que percibían en su puesto de trabajo o ejercicio de su profesión, con anterioridad a ocupar cargo público (con vigencia desde el comienzo del Estado de Alarma hasta el 31 de diciembre de 2021), para a continuación, “actuar en la raíz del problema con acciones concretas como exonerar el pago por ocupación de vía pública de muchos negocios ya que no van a recuperar lo ya perdido en lo que queda de año. Incluso se debería debatir el reintegro de lo ya abonado por los contribuyentes”. Por otra parte, la representante de la formación izquierdista cree que hay que librar del pago de tributos municipales a los comercios que no tengan actividad y fraccionar o aplazar el pago de los mismos, una vez que esta vuelva a ponerse en marcha. Otro asunto interesante es el IBI, un impuesto que dejar mucha liquidez en las arcas municipales y que en las circunstancias actuales “es difícil de asumir para muchos pequeños comercios de la ciudad. Por ello, creemos que hay que fraccionar o flexibilizar el pago de este impuesto”, añade Álvarez. Otra de las tasas a las que deben hacer frente los minoristas y los hosteleros es la de retirada de basuras. IU opina que debería eliminarse su pago y no compensarse como pasa ahora, durante los meses en los que el negocio esté cerrado e incluso en los primeros meses de actividad. Igualmente, sería aconsejable proceder sin dilación, al pago de facturas pendientes a proveedores y contratistas por parte del Consistorio y empresas municipales. Todo ello con el objetivo de que cuando vuelva la actividad no haya un solo comercio que eche el cierre en la ciudad.

También sería conveniente que quedaran sin liquidarse impuestos o tasas como el de circulación de vehículos (IVTM), vados, tasa de puestos en mercado de abastos; IBI de fincas urbanas con actividades empresariales, cerradas o con escasa o nula actividad económica, así como también se eximiría del pago a los comerciantes que se establecen en el mercadillo semanal hasta que no se reinicie la actividad. De igual forma, se concederían de forma inmediata licencias administrativas (con plazo máximo de 15 días desde la finalización del Estado de Alarma), que se encuentren en trámite o se solicitaran en los días previos a esta situación, tales como Obras, Servicios, Apertura de actividad… Si fuera necesario se procederá a la contratación de personal eventual necesario para la consecución de este fin. Por otro lado, la formación insta al Gobierno local a que trabaje mediando con entidades financieras en pos de la reunificación de deudas existentes en un único crédito, buscando el aplazamiento y flexibilización. Y todo ello buscando una agilización instantánea de todos los trámites burocráticos que se realizan de forma telemática. Los aplazamientos del pago de tributos (o en su defecto fraccionamientos) estarían vigentes hasta diciembre.

Carmen Álvarez va a insistir en todos los foros en que parte del presupuesto destinado para ayudas sociales se destine a aquellas familias que acrediten haber perdido su empleo ya que, según explica la edil, “son muchos comerciantes y hosteleros que se quedan sin apenas recursos si su única fuente de ingresos está sin actividad”. Por consiguiente, cree oportuno que “se reorienten partidas presupuestarias que no sean de primera necesidad o no se usen en otras delegaciones, para aportar liquidez al área de Servicios Sociales, que debe convertirse en frente de batalla contra la crisis”. Para el control de todas estas medidas, sería pertinente la creación inmediata de un Observatorio Municipal de impacto económico y social del COVID-19 que será el encargado de detallar las ayudas y de hacer un seguimiento de todas las medidas económicas que se pongan en marcha desde el Consistorio. El Observatorio estará formado por representantes de la Asociación de Comerciantes de Sanlúcar, sindicatos, así como los portavoces de los grupos municipales del Ayuntamiento y por supuesto, el equipo de Gobierno. Así mismo, sería aconsejable habilitar un servicio de atención personalizado para estos profesionales que preste información y asesoramiento.

Hay que recordar que IU ya se ha puesto a trabajar para apoyar al comercio minorista con la puesta en marcha de la web Te La Llevan, en la que recogen un buen número de comercios de la localidad que no han cesado su actividad por ser esenciales y que cuentan con la posibilidad de llevar las compras al domicilio del comprador. La web se puede consultar en el siguiente enlace: https://telallevan.iusanlucar.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *