diciembre 1, 2021

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv Bahía Sur Rádio y Una fm)

U pone la recuperación económica y del empleo como prioridades en su Plan de Acción Social para Sanlúcar

5 minutos de lectura

IU pone la recuperación económica y del empleo como prioridades en su Plan de Acción Social para Sanlúcar

La formación apuesta por dotar de más financiación al Ayuntamiento, un Programa de Empleo Municipal, ayuda y facilitar los trámites burocráticos y tributarios de autónomos y pymes, entre otras medidas

02/04/2020 – Izquierda Unida Sanlúcar sigue presentando las medidas que componen su Plan de Acción Social, un extenso documento que ha ofrecido con la mano tendida al equipo de Gobierno y que podría servir como motor de arranque de la economía de la ciudad una vez pase la emergencia sanitaria. En ese documento, IU pone especial énfasis en afrontar la crisis de la mano de políticas sociales aunque no es menor el papel que le otorga a las iniciativas de corte económico y laboral. Más aún cuando el mes de marzo ha sido excepcionalmente malo por la destrucción de empleo asociada a la propagación del COVID-19. La concejala y portavoz municipal de IU, Carmen Álvarez Marín estima que “las medidas recogidas en este Plan son esenciales para poner en marcha a Sanlúcar desde ya. Iniciativas que son factibles y viables pero que hay que trabajarlas con la mayor premura para atender a tantos afectados por despidos y ERTES”.

Para arrancar este paquete de acciones, lo primero es acudir a fuentes de financiación. Desde IU, se solicita al Gobierno central ampliar las competencias y capacidades de los ayuntamientos, garantizando el respeto de la autonomía local y fortaleciendo el papel de los municipios como unidad territorial básica, aprobando una nueva normativa que conceda a los Consistorios la capacidad de percibir unos tributos propios mínimos y de mejorar los recursos derivados de la participación en los ingresos del Estado.

El siguiente paso lógico es el diseño y puesta en marcha inmediata de un Programa de Empleo Municipal enfocado a los colectivos más vulnerables: oferta de locales de coworking, ayudas a la contratación, línea de ayudas económicas a los pequeños y medianos establecimientos, contratación de trabajadores del campo que hayan finalizado su faena y dedicarlos a atender servicios básicos municipales, son algunas de las ideas que puede poner en marcha este programa. Por su parte, el Ministerio de Trabajo debe someter a estudio los distintos ERTES anunciados con motivo del Decreto de Alarma. Carmen Álvarez explica que hay que enfatizar la idea de que “trabajadores y trabajadoras cuenten con suficiente cobertura de desempleo en caso de extinción temporal de sus puestos de trabajo”.

El aspecto asistencial también es necesario para no dejar a nadie atrás. La representante de IU apunta a “agilizar trámites para la concesión de ayudas y simplificar la justificación de las mismas. El procedimiento para la concesión de asistencia económica tanto familiares como de emergencia social se iniciará de oficio, a instancia de los equipos de Servicios Sociales municipales”. Y por otro lado, está la cuestión tributaria en la que IU propone exonerar del pago de impuestos, tributos y tasas municipales a todas las familias en peligro de exclusión social mientras dure la crisis y la ampliación de los plazos de abono de tributos locales que se viesen temporalmente afectados, así como facilidad para el fraccionamiento del pago para toda la población.

Otro aspecto fundamental previsto en el Plan de Acción Social es el de atender un sector estratégico en Sanlúcar como es el de la hostelería. Por ello, IU apuesta por trabajar en un Programa de Dinamización del Comercio y la Hostelería de Sanlúcar, mediante acciones coordinadas y un plan de ayudas. En el diseño de este programa se incluirán actuaciones como campañas promocionales, celebración de ferias gastronómicas, actividades artísticas y culturales, ponencias, jornadas y otras para la dinamización del sector de forma inmediata a la finalización de la crisis. Todo ello, enmarcado en una línea de ayuda económica conjunta (Ayuntamiento, Junta y Gobierno central) para el despegue de la actividad económica de la ciudad. Indudablemente, también se deben procurar facilidades en el pago de impuestos municipales a autónomos y pymes de este sector, así como fraccionamiento del pago de recibos. Además, a las empresas que mantengan su actividad, se les reducirá la tasa que se les cobra por la basura mientras dure la crisis. 

Para compensar la pérdida de ingresos, Carmen Álvarez cree que se deben articular medidas como “elevar los tipos de gravamen de Bienes Inmuebles urbanos no residenciales diferenciados al 10 por ciento de los bienes inmuebles del término municipal que, para cada uso, tengan mayor valor catastral. También se deberían incrementar todos los coeficientes de situación del Impuesto de Actividades Económicas para las empresas que facturan más de un millón de euros anuales, aplicar la tasa por aprovechamiento especial del dominio público local de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos, y finalmente”, agrega la edil de IU, “iniciar el cobro del IBI la entidades bancarias con pisos vacíos y a las propiedades de la Iglesia que no estén destinadas al culto. Para realizar las transferencias de crédito a estas medidas de protección social y económica, se minorará el gasto de áreas y programas que no sean de primera necesidad (festejos, publicidad institucional, gastos de representación, etcétera)”.

Por último, y entre otras medidas para facilitar la vida a sanluqueños y sanluqueñas, IU propone mayor accesibilidad en  trámites en Ventanilla Virtual (pago de multas, certificados de empadronamiento…) o la instauración de un formulario web que no necesitaría de firma digital para realizar trámites necesarios de forma no presencial. El establecimiento y afianzamiento del teletrabajo en todos los casos pertinentes durante la pandemia y que permita también la conciliación familiar es otra idea interesante a tener en cuenta así como un estudio de riesgos en sectores estratégicos (agrario, industrial, turístico) en situaciones de excepcionalidad como la que vivimos para estar mejor preparados en caso de que se vuelva a repetir una contingencia similar.