CCOO denuncia públicamente la situación de falta de medidas de seguridad

  CCOO denuncia públicamente la situación de falta de medidas de seguridad en la residencia de mayores de la Cruz Roja de San Fernando  
  CCOO denuncia públicamente la falta de medidas de protección de los trabajadores y trabajadoras de la residencia de la cruz roja de San Fernando, donde se ha dado varios casos de personas que están en fase de aislamiento.
  31 de marzo de 2020

El pasado mes de diciembre CCOO presentó denuncia por incumplimiento en las medidas de seguridad para reducir los riesgos biológicos para el personal y los usuarios de la residencia Cruz Roja de San Fernando.

La representación de la dirección de Cruz Roja en el comité de seguridad y salud se ha venido negando sistemáticamente a aplicar las medidas propuestas por los delegados de prevención en el centro para disminuir riesgos biológicos, concretamente se solicitaba para el personal taquillas suficientes para que no se tuvieran que compartir y que no se mezclaran los uniformes de trabajo con la ropa de calle, además pedían que el lavado de los uniformes se hiciera a cargo de la empresa para garantizar una correcta desinfección.

Ante la falta de soluciones por parte de la empresa, en el mes de diciembre del año pasado, los trabajadores tomaron la determinación de no compartir taquillas poniendo en evidencia que el número de taquillas era insuficiente para la plantilla del centro, la empresa como medida de presión comenzó a sancionar a algunas trabajadoras con días de empleo y sueldo, CCOO intentó repetidamente llegar a un entendimiento con la dirección del centro solicitándoles por escrito una reunión para buscar una solución a este conflicto, solicitud a la que sistemáticamente se negó.

El pasado mes de diciembre CCOO presentó denuncia ante la inspección de trabajo pidiendo interviniera en el centro obligando a la empresa a cumplir las medidas para la prevención de riesgos biológicos, denuncia que hasta la fecha no se ha resuelto.

El pasado día 15 la dirección del centro prohibió a los trabajadores el uso de mascarillas que les habían recomendado el personal sanitario del centro, prohibió además al personal de lavandería el lavado de los uniformes del personal, obligando a cada trabajador a llevarse el uniforme a su casa aumentando los riesgos de entrada del virus en la residencia.

Hoy en la residencia nueve ancianos y varias trabajadoras están aislados por coronavirus, entre ellos la delegada de prevención, una muestra más de la falta de responsabilidad de la dirección del centro que obliga a atender a los residentes con coronavirus sin las medidas de protección mínimas que establecen las autoridades sanitarias.

Los trabajadores continúan sin medidas de protección para atender a los infectados convirtiéndose cada uno de ellos en un vector de transmisión de la enfermedad al resto de compañeros, residentes y población en general. A esto se suma que al no realizarse test a usuarios y trabajadores que han tenido contacto directo con infectados, se está trabajando a ciegas y con seguridad, ancianos no aislados y trabajadores en activo son portadores y transmisores del virus.

La negativa a realizar test no afecta por igual a toda la población como podemos comprobar cada día a través de los medios de comunicación. Entendemos que la sanidad universal en estos momentos de necesidad lo es menos.

Telefono de contacto

Antonio Aroca 626977914

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *