CCOO Y UGT CRITICAN AL PRESIDENTE DE CORREOS POR SU NEFASTA GESTIÓN DE LA CRISIS

CCOO Y UGT CRITICAN AL PRESIDENTE DE CORREOS POR SU NEFASTA GESTIÓN DE LA CRISIS UTILIZANDO EL SERVICIO PÚBLICO POSTAL PARA LAVAR SU IMAGENDESPUÉS DE EXPONER A MILES DE TRABAJADORES/AS AL CONTAGIO DEL CORONAVIRUS

  Los sindicatos CCOO y UGT han criticado duramente la lamentable gestión de la crisis del presidente de Correos, Juan Manuel Serrano,por no estar a la altura de la crisis sanitaria que está viviendo el país y su empecinamiento enutilizar el servicio público postal como un instrumento al servicio de su imagen sin responder a las necesidades de los millones de ciudadanos/as confinados en sus casas.   Los sindicatos acusan al presidente de Correos de haber mantenido a miles trabajadores/as de la plantillasin EPI durante 10 días, con una alta exposición al virus, por su empeño en dar una imagen de eficiencia ante el Gobierno. Tal irresponsabilidad, ha llevado a que casi el 5% (2.500 trabajadores/as) postales estén encuarentena. Aun a fecha de hoy, se sigue obligando a trabajar a muchos trabajadores/as sin gel, guantes, ni mascarillas previas amenazas de expedientes incluidas.
26 de marzo de 2020

Las instrucciones que, saltándose a todas las Organizaciones Sindicales, impuso el señor Serrano el día 15 de marzo sobre el funcionamiento de los Servicios Postales, además de un absoluto despropósito, hacían caso omiso del Real Decreto (RD) del estado de alarma del día 14 en el que el Gobierno daba instrucciones muy claras y tajantes sobre el carácter de los servicios públicos a prestar y el nivel de protección exigido para con los trabajadores/as.

El presidente de Correos despreció las propuestas sindicales (coherentes con el RD) de CCOO y UGTen las que llamábamos a priorizar el papel de Correos como un servicio público con implantación en todo el Estado para ponerlo a prestar servicios esenciales y útiles a la ciudadanía confinada, tales como medicamentos, productos farmacéuticos, productos de alimentación, la distribución de prensa, y otros servicios ligados a la salud pública o esenciales para la población.

Los hechos hablan por sí solos. El lunes día 16 de marzo, miles trabajadores/as de la plantillafueron a trabajar sin EPI, situación que se ha prolongado durante 10 días, con una alta exposición al virus, por su empeño en dar una «imagen» de eficiencia ante el Gobierno. Tal irresponsabilidad ha llevado a que casi el 5% (2.500 trabajadores/as) postales estén en cuarentena y creciendo cada día. Aun a fecha de hoy, se sigue presionando a muchosempleados/as a trabajar sin gel, guantes, ni mascarillas. Lo cual se está ocultando.

La última cortina de humo del presidente de Correos, para intentar disipar el escándalo de su irresponsabilidad en la gestión del COVID-19 en Correos, ha sido el lanzamiento de unas propuestas ya existentes desde antes del RD(tenía las propuestas sindicales sobre la mesa desde antes del lunes 16), como eran las de llevar a través de la red logística y de personas de Correos, productos sanitarios y de primera necesidad a la gente más necesitada (personas mayores, con poca movilidad, en cuarentena, etc.).

Las medidas y propuestas sindicales citadas, absolutamente imprescindibles y necesarias para la sociedad española en estos momentos solo se han decidido utilizar (parcialmente y sin el respaldo de un proyecto serio y riguroso y consensuado que garantice su eficacia) cuando el presidente deCorreos ha considerado que tenía problemas de «imagen personal» tras las denuncias de CCOO y UGT sobre su irresponsable gestión de la crisis.

Ahora pretende lanzar apresuradamente estos proyectos humanitarios, de forma tan atropellada y voluntarista que ni siquiera ha querido informar previamente a los sindicatos (que nos hemos enterado por la prensa) para establecer los criterios organizativos en materia de recursos humanos. Lo expresado refleja una práctica de gestión que ha venido siendo habitual desde el primer día del señor Serrano en Correos. Anteponer el culto a su imagen personal antes que dar respuesta a los problemas. En estos momentos, ni el país ni Correos están para operaciones de imagen, sino para dar una respuesta seria, eficaz y humilde (como la que dan cada día los miles de empleados/as públicos) al virus.

CCOO y UGT han vuelto a exigir al presidente de Correos que rectifique su actitud, que garantice la seguridad total de su plantilla ante el coronavirus y ponga el Correo público al servicio de la ciudadanía y no al propio.

Contacto: Rafael Tejada Gallegos

Teléfono de contacto: 690839612

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *