CORONAVIRUS La confiscación de la fábrica de mascarillas de Jaén deja desabastecida a la sanidad andaluza

CORONAVIRUS

La confiscación de la fábrica de mascarillas de Jaén deja desabastecida a la sanidad andaluza

La Junta pide al ministro que garantice de «inmediato» el suministro después de que la Guardia Civil interviniera 150.000 mascarillas en Jaén destinadas a hospitales andaluces

La confiscación de la fábrica de Jaén que elabora mascarillas ha dejadodesabastecida a la sanidad andaluza, que era el destino principal de estos productos de primera necesidad para que el personal sanitario trabaje con protección y garantías.

El Gobierno de Pedro Sánchez había dado órdenes de decomisar todos los productos disponibles en las empresas para su uso en los hospitales y centros médicos y la Guardia Civil se personó el lunes en una fábrica de Alcalá la Real (Jaén) e intervino todas sus existencias: un total de 150.000 mascarillas cuyo destino era principalmente el Servicio Andaluz de Salud (SAS), al que suministra habitualmente.

La mercancía fue trasladada a Madrid y, según la información que facilitó la propia Guardia Civil, entregada en algunos hospitales de la capital. Esa operación ha dejado, sin embargo, sin suministros a los centros sanitarios de Andalucía, que contaban con la producción de la fábrica de Jaén para cubrir sus propias necesidades.

Las 150.000 mascarillas quirúrgicas intervenidas por la Guardia Civil iban a ser distribuidas esta semana por hospitales y centros del SAS y uno de Barcelona, según ha informado a EL MUNDO Raquel Soto, responsable de ‘marketing’ de Diseños NT, la empresa que ha fabricado estos equipos de protección.

Hace unos días, según ha explicado Soto, al menos uno de los pedidos de mascarillas que hizo el SAS salió de las instalaciones de la fábrica Diseños NT para ser distribuido por los centros sanitarios públicos de toda Andalucía.

La portavoz de la empresa ha detallado que todo el personal está trabajando «a destajo» y con «todas las medidas de protección» para seguir fabricando mascarillas y otros equipos. La fábrica está operativa las «24 horas del día» y el ritmo de producción es «el máximo». Así, logran hacer unas 80.000 mascarillas al día que se entregan a la Guardia Civil, que recibe órdenes directamente del Gobierno para distribuirlas en los lugares donde haya una mayor necesidad. Con el estado de alarma, son el Gobierno central y el Ministerio de Sanidad centralizan la toma de decisiones para combatir la pandemia de coronavirus. Y también deciden sobre las mascarillas, aunque los lotes fabricados estuvieran ya comprometidos con otra administración como la andaluza.

La falta de mascarillas y otros elementos para evitar el contagio del coronavirus es ya una realidad en los hospitales andaluces. El médico de Granada Jesús Candel, más conocido como Spiriman, ha colgado este martes un vídeo en sus redes sociales en el que cuenta que no tienen equipos de protección suficientes.

En el Hospital Macarena de Sevilla también hay escasez de mascarillas y sólo se las están colocando los profesionales que tratan a pacientes con sospecha o contagiados de coronavirus. Al resto de facultativos o enfermeros que tratan con enfermos de otras patologías que están ingresados no les permiten que las usen, lo que ha generado cierto malestar entre los profesionales, según ha confirmado este diario.

LA CARTA DEL CONSEJERO AL MINISTRO

Ante esta panorama, el consejero de SaludJesús Aguirre, le ha remitido este martes una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, advirtiéndole de la situación de «absoluta precariedad» en la que se encuentra la sanidad andaluza, al dejarla desabastecida y sin sus proveedores.

El consejero avisa de la situación de «extrema gravedad» que ha provocado la decisión del Gobierno y le pide al Ministerio que se garantice «de manera inmediata» a los andaluces el suministro para atender unas necesidades que estaban «perfectamente programadas» por los responsables de la sanidad andaluza.

El sistema sanitario andaluz necesita de unas 300.000 mascarillas semanalmente para sus centros y la intervención de la producción está provocando ya que no se puedan atender las demandas que llegan. Solo la fábrica de Jaén suministraba 200.000 mascarillas a la semana al Servicio Andaluz de Salud, mientras que la Junta ha tenido conocimiento que otros proveedores también han sido ya contactados por el Gobierno para que pongan toda su producción a su disposición, dejando sin margen de maniobra a la Junta de Andalucía.

El Gobierno ha anunciado este martes que ya ha iniciado el reparto entre las comunidades autónomas de más de medio millón de mascarillas. La que recibirá más será Madrid, al ser la más afectada y con mayor número de contagiados por el Covid-19. Este martes por la tarde ha llegado al aeropuerto de Zaragoza un avión procedente de la ciudad china de Shangai con medio millón de mascarillas que también se distribuirán por todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *