Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv Bahía Sur Rádio Radio Pleamar y Una fm)

La Marea Azul de Cádiz, denuncia que San José del Valle ha sufrido restricciones por falta de gestión y no de agua.

8 minutos de lectura

24 de junio de 2023

Señala directamente como responsables de este despropósito a los gobiernos municipales de San José del Valle y de Jerez y a la empresa concesionaria Aqualia.

Esta Marea Azul de Cádiz, es el conjunto de los colectivos activos por la defensa del agua en manos privadas y por el Derecho Humano al Agua de todas las familias de Cádiz, federados a nivel provincial, y su vez federada a la Marea Azul del Sur (a nivel autonómico andaluz) y asociadas a la Red de Agua Pública del país y a la de Europa. A esta federación provincial, pertenece la Coordinadora del Agua de Jerez, cuyo caso de restricciones de agua por déficit en Tempul, le toca directamente y por proximidad. 

Tempul se seca, porque prima el interés económico al patrimonial y social.

La bajada de nivel de salida de agua del Manantial de Tempul, no es más que el resultado de una muerte anunciada, que venimos denunciando desde hace años. Y no responde solo a la desolación del cambio climático, sino a una acumulación de factores, -todos ellos con interés económico- que nos llevará a vivir como aquel histórico proyecto -famoso y reconocido en todo Europa- de aprovechamiento de agua con más de siglo y medio de vida, en poco, dejará de existir.

¿Cuáles son los motivos de las restricciones de agua en el Valle?

Básicamente, por la bajada de la surgencia del agua del Manantial de Tempul, de donde sigue alimentándose San José del Valle, desde siempre. Esta estacional incidencia viene marcada por distintos posibles motivos: la escasez de lluvias recientes y un más que sospechoso abuso indiscriminado del mismo acuífero que nutre a este manantial, situado en la Sierra de las Cabras.

Veníamos denunciando el riego masivo y con medios modernos sobredimensionados (aspersores cañones) en fincas entorno al acuífero, que podían provocar una caída del nivel de surgencia del Manantial de Tempul.

Recordamos, como en la sequía de los años noventa -más severa que la actual- se proyectaron unos pozos auxiliares, cercanos a Fuenteymbros para paliar el problema de la falta de agua en estas poblaciones, inyectando caudal desde estas perforaciones a la conducción de Tempul, dirección Jerez. Solo justo cuando se comenzó este trasvase, se secó el manantial del todo. Recordamos también como la propia empresa, por ese entonces aun en manos públicas, temió por el nuevo surgimiento del agua en su centenario manantial; pues el “embalse subterráneo” podía caprichosamente romper su furia hídrica por otro lado distinto; no sería la primera vez que ocurre esto en otros casos.

La población tiene derecho a conocer a los responsables de este vergonzoso infortunio

Exigimos los cargos que concurran sobre las responsabilidades de organismos o administraciones que tienen competencia con esta anomalía y este abandono o falta de celo por los intereses básicos de la ciudadanía que representa.

Los gobiernos locales tienen que dar explicaciones y no esconderse más detrás de las empresas privadas o tirarse piedras entre entidades públicas.

Es por lo que entendemos que los distintos gobiernos municipales de Jerez y todas aquellas entidades locales que afectan esta toma de agua del Tempul, son directamente presuntos culpables de esta desventura.

El Consorcio de Aguas, debe aclarar su implicación o estará escondiendo a los culpables.

También apuntamos a otras instancias administrativas como es el caso del CAZG. Desconocemos cual podría ser la implicación de esta entidad mancomunada, pero si denunciamos de antemano, que entendiendo que el Tempul es de titularidad municipal jerezana, este consistorio debería estar en permanente contacto con el consorcio, como principal proveedor del sustento hídrico de sus conciudadanos y, por lo tanto, sabedores de la bajada paulatina del nivel de la surgencia del manantial. En tal caso, aquellos pozos que se hicieron con dinero público hace unas tres décadas, deberían haber estado previsto de tal manera que en el momento de la decadencia de Tempul, ya se hubiera ido metiendo agua, y nadie se hubiera enterado o lo que es lo mismo, no hubiéramos sido el hazmerreír de Andalucía ni sufrido la gente del Valle estas vergonzosas restricciones.

Aqualia, como empresa concesionaria, está obligada a alertar y poner los medios para evitar estas situaciones.

Pero, vamos mucho más allá y apuntamos también directamente a Aqualia. Como empresa, que se vende con fotos junto a traidores políticos locales. Empresa que además lleva ya más de diez años alpacando billetes, convirtiendo el agua que sale del Tempul en beneficio de la Junta de Accionistas de una multinacional, sentada en sus poltronas en, no sabemos qué país, mientras sus usuarios pagando religiosamente sus facturas, pasan sed. Empresa que, controla este manantial y esta conducción… ¿Por qué esperó a última hora para hacer lo que tendría que haber hecho a su debido tiempo? Que conste que esta misma empresa es la concesionaria que opera en todos los municipios que afecta la traída de agua del Tempul.

RESPONSABILIDAD MUNICIPAL DE JEREZ Y SAN JOSE DEL VALLE

Los responsables con plena capacidad y obligada responsabilidad sobre este manantial y toda su infraestructura, compuesta por 47 kilómetros de minas, sifones de tuberías, puentes, desagües, depósitos y un largo etcétera de elementos hídricos, han sido y siguen siendo los gobiernos municipales de Jerez, muy estrechamente relacionados con el de San José del Valle; no en vano este manantial incluso quedó dentro de su territorio municipal, en el reparto a razón de su reciente segregación.

Aunque la gestión del Agua de estos dos municipios esté en manos privadas, la capacidad y la responsabilidad directa hacia sus ciudadanos, sigue siendo siempre de los gobiernos municipales.

La gestión y la “explotación” de este manantial fueron entregadas a la ciudad de Jerez, en 1939. Los últimos alcaldes, de la época democrática en nuestro país, han abandonado su responsabilidad sobre este rico recurso natural, que ya en tiempos de la España romana, resultó ser la fuente hídrica más impresionante de la península, para llevar agua a la población de Gades, con una perfectísima ingeniería.

La Gallina de los huevos de oro, desplumada por la avaricia y la dejadez política de los gobiernos municipales jerezanos.

Estos ediles han “usado” la traída del agua desde Tempul hasta Jerez, como herramienta política y económica del consistorio. El servicio de aguas de esta ciudad era denominado por estos responsables como “la gallina de los huevos de oro”; y como tal, todos y cada uno de estos mandatarios locales, metieron sus manos en este servicio, para luego lamerse los dedos -políticamente hablando-.

Pacheco y sus mágicas concesiones demaniales.

El saqueo lo comenzó Pedro Pacheco, “decorando” la ciudad con fuentes y pirulí en el Circuito de Velocidad, con cargo a Ajemsa, más tarde utilizando un artilugio muy usado en estas administraciones locales, como es la famosa ingeniería financiera; inventó la auto “concesión demanial” de las tuberías de saneamiento. A cambio, miles de millones de las antiguas pesetas pasaban de Ajemsa a las arcas municipales, mediante créditos bancarios a costa de los recibos de agua de todos los jerezanos. Hasta llegar los socialistas, este alcalde andalucista repitió “su mágica” fórmula de sanear sus cuentas municipales y dar un “lavado de cara electoralista”, hasta dejar esta empresa en peligrosísimos números rojos, al borde de su extinción financiera.

Los socialistas y su invento de “CAJA UNICA”

La socialista Pilar Sánchez, en vista de que Ajemsa ya no tenía solvencia ni capacidad de más endeudamiento, retiró a la entidad gestora publica, la capacidad de su control económico, como venía haciendo de por vida; las remesas de las facturaciones de los jerezanos, eran entregadas en la “caja única” municipal, y una vez haber “atrincado” entre seiscientos mil y un millón de euros mensuales, devolver la diferencia para que Ajemsa siguiera haciendo malabarismo para sostenerse.

La Pelayo vendió los últimos muebles.

La popular García Pelayo, se encontró la gallina ya más que desplumada y ya había bien poco que exprimir y aprovechar. Así, optó por meterla en un puchero, para extraerle su último jugo, antes de “enterrarla” definitivamente; para ello, planeó que una empresa buitre y carroñera se encargara de esta defunción, a cambio de una buena suma de millones de euros, que le hiciera más holgado su mandato del 2.011 al 2.015.

Aqualia recoge los restos de Ajemsa y crea su “factoría de hacer billetes” a costa del empobrecimiento hídrico y social de los ciudadanos.

La empresa, el servicio de aguas de todos los jerezanos, aquel modelo de gestión ejemplar en Europa y patrimonio histórico, honrando un esfuerzo y una apuesta social, que a partir de 1.869 supuso el inicio de una era más pulcra, más saludable, más urbana y más social, para Jerez y los jerezanos; pasó a ser una extraordinaria “factoría de hacer billetes”, en unas oscuras manos, con una operación de venta del servicio a una empresa multinacional, con alto badaje de “malas prácticas” en otros territorios, incluso fuera de España. El agua de los jerezanos, es manoseada y explotada por Aqualia, filial de la gran mole empresarial FCC.

Entre todos, tejieron la tela de araña perfecta para dar muerte a Ajemsa. Lo que llamamos la Trama del Agua de Jerez.

Pero, para que esta “factoría” funcione a “pleno rendimiento”, necesita que los verdaderos y obligados responsables administrativos, políticos (gobierno local) miren hacia otro lado y dejen hacer a la empresa sus evidentes villanías y sigan prácticamente el saqueo a los jerezanos y haciendo que cada día más familias se vean sin el más sagrado, básico y elemental recurso vital… mendigando por unas gotas de AGUA.

Para este maquiavélico proyecto, ya ha contado esta empresa multinacional con dos legislaturas socialistas, que hicieron “sus deberes” a la perfección, sencillamente dejando el control total del servicio a la empresa privada, no haciendo la más mínima fiscalización de su gestión e incluso haciéndoles de mediadores insurgentes, para lavar la cara de la multinacional, en sus tejemanejes a otras entidades locales periféricas.

Es una nota de prensa enviada a este medio, por la Marea Azul de Cádiz

Para más información, contactar por medio de: teléfono 676 888 465mareaazulcadiz@gmail.com