junio 26, 2022

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv Bahía Sur Rádio Radio Pleamar y Una fm)

Delegado de CCOO participa en la ayuda humanitaria a Ucrania, desplazándose a Polonia para dar una nueva vida a 28 ucranianos.

2 minutos de lectura
 
 
Diego Pérez Asensio ha participado en un convoy de furgonetas organizado por el empresario jerezano Fernando Cobacho de Alcántara para ayudar al pueblo ucraniano en la frontera con Polonia.

En Cádiz, a 23 de marzo de 2022.

Diego Pérez Asensio, delegado sindical de CCOO del Distrito Jerez-Costa Noroeste, ha participado recientemente en el viaje solidario que ha organizado el empresario jerezano Fernando Cobacho para ayudar al pueblo ucraniano que se encuentra refugiado en la frontera de Polonia.

La idea de ir a por refugiados parte de Fernando Cobacho, empresario jerezano de una firma de palés que tras la noticia publicada en algún medio de comunicación se les une varios componentes quienes logran recaudar fondos para alquilar vehículos con el que llevar ayuda humanitaria y regresar con refugiados ucranianos.

En su periplo colaboran varias personas de manera desinteresada, atravesando media Europa hasta que llegan Sulejówek, población polaca situada en la periferia de Varsovia. En esa localidad a través de un amigo del promotor se ponen en contacto con 28 ucranianos que se encuentran acogidos con familias polacas y deciden regresar con ellos a Andalucía.

Diego afirma, aún emocionado, que ha sentido el altruismo de muchísimas personas a lo largo de los diferentes países que ha atravesado.

Andalucía, España, Francia, Alemania Polonia son los diferentes países que han debido atravesar hasta su objetivo, donde han pernoctado en lugares tan variopintos como una iglesia alemana, y con personas desinteresadas que les han gestionado alojamientos, desde estudiantes andaluces en Francia hasta empresarios valencianos o el mismo ayuntamiento de Buñol.

El delegado de CCOO añade, que otra anécdota en la que un empresario polaco, quien es el contacto en Polonia, pagó de su bolsillo el hotel donde nos alojamos los conductores.

De los 28 ucranianos que hicieron el viaje hacia nuestro país: la ONCE de Málaga ha acogido a una familia de cuatro miembros, tres de ellos invidentes; la ONCE de Sevilla hizo lo propio con cuatro familias y una mujer invidente; en Córdoba finalizó el viaje, una madre ucraniana con su hija adolescente de quince años. Y a la llegada en Jerez, tres hermanas que finalmente fueron acogidas en Sanlúcar; una madre con sus dos hijos en Chiclana de la Frontera, en San Fernando un chico de 22 años y por último una madre y su hijo en el mismo Jerez