septiembre 26, 2021

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv y Bahía Sur Rádio)

Rozalén & Fetén Fetén juntos en “Mar en el Trigal”

2 minutos de lectura

Rozalén Fetén Fetén unen su talento en “Mar en el Trigal“. Tanto María Rozalén como el dúo formado por Diego Galaz y Jorge ArribasFetén Fetén, son artistas que aman la música por encima de etiquetas, tiempos o mercados. Sus composiciones, impecables profesionalmente, siempre nacen de la curiosidad y del disfrute, de la pasión por convertir sentimientos y sonidos en canciones. No era de extrañar que congeniaran tan bien hace años tras encontrarse en el camino y que hayan realizado distintas colaboraciones – la última en “Otro Vals” del nuevo disco de los burgaleses Cantables II-. Cuando comparten escenario transmiten tantas emociones que parece que llevaran toda la vida bailando juntos, interpretando canciones para generaciones distintas.

Pero en particular, lo que ha sucedido con “Mar en el Trigal”, tras un encuentro musical en la Residencia de Radio 3, no tiene nombre porque solo importa la música. Es la primera vez que componen conjuntamente un tema completo, con Samuel Vidal a la guitarra, y han conseguido convertir toda la química acumulada en una canción única. Sus marcadas personalidades artísticas dialogan sobre una melodía donde, los particulares instrumentos y sonoridades de los Fetén, se funden en un abrazo inmenso con la voz de Rozalén.

Una mezcla exquisita 

Sobre un ritmo tradicional salmantino -ajechao- mezclan distintas sonoridades que nos conectan con Salamanca, el norte de África o la música tradicional latinoamericana. Emocionalmente, construyen un canto a la esperanza que entra como un rayo de luz en la grieta de estos tiempos raros. “Quiero avivar la vela, adormecer la pena, ver el mar en el trigal. Quiero ver la alegría en mis ojos, que se inunden del destello del que sabe mirar. Quiero alzar la ternura, soltar el veneno, buscar mi verdad, que reviente la grieta”.

Ninguno alcanzaba a aventurar qué podía surgir de este divertimiento musical entre amigos ya que la única intención fue crear sin contemplaciones. En ese vuelo espontáneo, a través de la imaginación, nace un hermoso brindis a la vida que nos recuerda que en la raíz y en las pequeñas cosas también está la felicidad.