septiembre 20, 2021

Cadena Joven Digital

(Onda Sanlúcar Tv y Bahía Sur Rádio)

Ecologistas en Acción apoya decididamente la creación de la Reserva Marina de Interés Pesquero entre el Cabo de Trafalgar y Sancti Petri

5 minutos de lectura

Considera que la declaración de Reserva Marina de Interés Pesquero (RMIP) supone un reconocimiento de la calidad de las aguas del litoral gaditano; un lujo y un valor añadido para su producción pesquera.

La RMIP garantizará la conservación de la biodiversidad marina de la zona y la pesca sostenible.

Ecologistas en Acción considera una excelente noticia el que, por fin, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) se proponga redactar una Orden Ministerial para instaurar una Reserva Marina de Interés Pesquero (RMIP) en el litoral gaditano; una vieja demanda del sector pesquero, de los científicos y de los ecologistas, que por fin es atendida.

La Ley 33/2014, de 26 de diciembre, por la que se modifica la Ley 3/2001, de Pesca Marítima del Estado, indica en su art.14: Serán declaradas reservas marinas aquellas zonas que por sus especiales características se consideren adecuadas para la regeneración de los recursos pesqueros, contribuyendo a la preservación de la riqueza natural de determinadas zonas, la conservación de las diferentes especies marinas o la recuperación de los ecosistemas. ¿Alguien en Cádiz puede estar en contra de este enunciado? ¿Alguien puede estar en contra de que se regeneren los recursos pesqueros y la riqueza natural del litoral de Cádiz? Pues parece que sí.

Ecologistas en Acción no entiende la oposición de determinados sectores sociales a esta beneficiosa propuesta; una oposición que recuerda mucho a la que surgió cuando se promulgaron los primeros Parques Naturales, que se tildaron de una agresión a la economía y a la población. Hoy son considerados por todo el mundo un valor ambiental y económico de gran importancia en Andalucía, y en nuestra provincia.

La Reserva se situaría abarcando el litoral correspondiente a los términos municipales de Chiclana, Conil, Vejer y Barbate. En el centro aproximado del litoral de la Reserva se encuentra el Cabo de Roche; es por esto que la reserva podría llevar el nombre de RMIP de Cabo de Roche, pero, dado que está comprendida entre Cabo de Trafalgar y el Castillo de Sancti Petri, igualmente, podría llevar el nombre de RMIP Trafalgar-Sancti Petri.

La RMIP que se propone en el litoral gaditano puede ocupar unas 65.000 hectáreas y podría extenderse hasta 12 millas mar adentro. Organizaciones que hablan de oscurantismo en la instauración de la RMIP parecen no entender que el MAPA solo ha abierto un proceso de recogida de propuestas previas a la redacción del texto de la Orden Ministerial que determinará finalmente la propuesta. Un buen ejemplo de transparencia y de fomento de la participación ciudadana.

En esta fase de propuestas participará Ecologistas en Acción, que va a solicitar al Subdelegado del Gobierno en Cádiz ser recibido para exponer sus argumentos en correspondencia al trato dispensado a las organizaciones anti RMIP.

Las Reservas Marinas son espacios protegidos por la legislación pesquera -similares a los Parques Naturales en la legislación ambiental-, cuyo objetivo principal es la conservación y/o regeneración del recurso pesquero y el mantenimiento de las pesquerías sostenibles de la zona. La zona marítima comprendida entre Sancti Petri y Cabo de Trafalgar se caracteriza por el aceptable estado de conservación de sus hábitats marinos y la productividad de sus ecosistemas. En consecuencia, se trata, desde nuestro punto de vista, de una zona idónea para la instalación de la RMIP: una zona bien conservada y con importante productividad y potencial económico.

El establecimiento de la Reserva Marina permitiría dotar a la zona de unas medidas de protección cuyo único fin será el de regularizar las pesquerías de manera sostenible, permitiendo la conservación y la regeneración de los recursos naturales y pesqueros. De igual modo, la RMIP debe regular la práctica de otras actividades compatibles con el objetivo de la protección pesquera y regeneración de los recursos, favoreciendo también socioeconómicamente a la población local y a los usuarios de la zona.

Finalmente, la RMIP de Cabo de Roche puede ser un nuevo activo para el litoral de la Comarca de La Janda, e, incluso, para la Bahía de Cádiz, al propiciar mares bien conservados, con riqueza biológica, y productos naturales garantizados y de calidad, contribuyendo a la buena imagen de la comarca.

La RMIP debe administrarse y regirse en cogestión. La cogestión, significa la gestión compartida, al mismo nivel, entre el sector pesquero y la administración competente sobre la Reserva Marina, es decir, ninguna de las dos partes puede decidir o promover ningún proyecto o actividad sin un acuerdo previo. Desde Ecologistas en Acción proponemos que la cogestión se amplíe a sectores como las ONGs, investigadores, representantes de sectores deportivos, etc., que actúan en la zona y a los clubs náuticos de la misma.

La nueva Orden que establezca la RMIP, llamada de Cabo de Roche o de Trafalgar-Sancti Petri, tendrá que regular y compatibilizar las limitaciones, o prohibiciones en su caso, de la actividad pesquera y de diversas actividades recreativas y deportivas. El gran reto de esta Reserva será lograr compatibilizar la actividad pesquera actual de Conil y Sancti Petri realizada de manera sostenible, con actividades de: pesca deportiva desde la playa o desde embarcaciones, pesca subacuática, piragüismo, apnea, snorkel, navegación a vela y motor, surf y kitesurf y otras actividades deportivas, siempre bajo la premisa incuestionable de la conservación de los recursos pesqueros.

La nueva RMIP contribuiría al cumplimiento de los objetivos de gestión e integración ambiental de la Política Pesquera Común, de los objetivos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Diversidad Biológica de proteger el 30 % de la biodiversidad en la tierra y el océano para el año 2030, y de la Estrategia de Conservación de Especies Protegidas y planes de recuperación de las más amenazadas.

La Reserva supone un reto complejo que solo con el diálogo, la información, la participación y una normativa basada en el conocimiento científico, podrá llevarse a cabo.

Ecologistas en Acción considera que merece la pena superar este gran reto, por el futuro de nuestros mares y nuestras vidas. Aportará un nuevo valor al ya reconocido litoral de Cádiz.